Primaria necesita atención

El Comib organizó, con motivo del Día de la Atención Primaria un coloquio en el que distintos profesionales sanitarios analizaron la situación actual y debatieron sobre los principales problemas que presenta el servicio, a la vez que propusieron posibles soluciones para mejorar su eficiencia

Palma, 21 de abril de 2016

El Dr. Josep Estelrich, vicepresidente del Comib y primer vocal de Atención Primaria Urbana, fue el encargado de moderar el encuentro en el que participaron la Dra. Rosa Duro, subdirectora asistencial de Atención Primaria y Urgencias Extrahospitalarias en el Servei de Salut de les Illes Balears, el Dr. Ignacio Ramírez, coordinador médico del Centro de Salud de Calvià – Santa Ponça, y la Dra. Cristina Vidal, médico joven de Atención Primaria que finalizó la residencia hace menos de cinco años.

Grupo-red

El primer centro de salud en Baleares se inauguró hace ya 31 años. Sólo en el año 2015 se realizaron 3.671.677 visitas de médicos de familia, 658.108 de pediatría y 2.673.633 de enfermería en horario de centro de salud, según datos del IB-Salut.

En este contexto, los participantes en el coloquio coincidieron en que el servicio que ofrece la Atención Primaria de Balears es de una calidad muy alta gracias a  los profesionales con los que cuenta y a su amplio recorrido histórico.

Los recortes en sanidad golpearon fuertemente a este nivel asistencial, que según explica el Dr. Ignacio Ramírez “ha sufrido mucho, ya que se ha reducido más en Atención Primaria que en los hospitales”. Esta reducción de presupuesto en A.P se tradujo en disminución de sustituciones, reducción horaria, carencia de infraestructuras, falta de desarrollo tecnológico en sistemas de información, y en falta de recursos como, por ejemplo, ecógrafos, retinógrafos o dermatoscopios, infraestructuras tecnológicas que agilizarían los procesos y podrían aumentar la capacidad resolutiva de Atención Primaria, lo que “permitiría resolver muchos casos clínicos antes de que pasen por otros niveles asistenciales”.

Rosa Duro-red

La doctora Rosa Duro durante el coloquio

La Dra. Rosa Duro está totalmente de acuerdo en este aspecto, de hecho, según comenta, “una de las líneas estratégicas de las direcciones de atención primaria en las Islas Baleares es el aumento de resolución de estos problemas”. Para ello, según explicó la doctora, “hay varios proyectos en marcha en las distintas islas: retinógrafos, ecógrafos, dermatoscopios, tonómetros, crioterapia, etc.” Además se está trabajando en un aumento de acceso a pruebas complementarias desde el nivel hospitalario para atención primaria.

La escasez de personal es una de las principales preocupaciones de los sanitarios que trabajan en los centros de salud. Tanto es así que el doctor Ramírez quiso enfatizar en su intervención que “las plantillas no crecen, mientras que el número de tarjetas sanitarias sí lo hace”. El coordinador del C.S de Calvià – Santa Ponça quiso compartir su experiencia personal en el centro de salud de Calviá, del que afirma que aproximadamente “el 80% del tiempo, solo se cuenta con el 60% del personal”.

A pesar de que las estadísticas reflejan que durante 2015 los médicos de Atención Primaria en Balears atendieron diariamente una media de 29’5 pacientes, la doctora Cristina Vidal lamentó que en estos momentos en su centro de salud sólo cuenta con siete minutos de media para cada consulta, a lo que hay que sumarle las urgencias que surgen. Vidal concluyó que la falta de tiempo para atender a los pacientes “hace que al final los médicos de A.P acabemos dando el 200% para que esto salga adelante”.

Ignacio Ramirez-red

El Dr. Ignaci Ramírez en su intervención

Para resolver esta situación la Dra. Rosa Duro comentó que en el año 2016 se ha aumentado el presupuesto finalista para la atención primaria en un 9% respecto al 2015, desde el verano anterior hay 59 nuevos profesionales en atención primaria, y se han aumentado los días sustituidos. Desde el Servei de Salut, según la doctora, “se está trabajando para mejorar las contrataciones temporales que hay en estos momentos” y, de cara a la estabilidad de las plantillas, anunció que “se van a convocar oposiciones para el año que viene”.

La Dra. Rosa Duro está totalmente de acuerdo en que “siete minutos por paciente son insuficientes” y cree que “son necesarios cambios organizativos, y no sólo de dotación de personal para resolverlo”. Para estas modificaciones considera que es necesario contar con los profesionales y potenciar a los equipos directivos de los centros de salud y dotarlos de autonomía.

La cronicidad de los pacientes también es una cuestión que preocupa a los profesionales de Atención Primaria. Al hablar de complejidad y morbilidad de los pacientes, la doctora Rosa Duro quiso destacar que “los enfermos con patologías crónicas (4%) consumen el 70 % de los recursos”, esto se produce en gran parte por los ingresos y reingresos hospitalarios.

Según la doctora Duro, “si se atendiera a estas personas de un modo más eficiente, en muchos casos no necesitarían atención en un hospital de agudos”. En este sentido, destacó la necesidad de dotar a la atención primaria de los recursos necesarios para atender a estos pacientes desde el primer nivel asistencial, y contar con la adecuada coordinación con  los recursos sociosanitarios.

Durante el coloquio se debatió sobre los resultados de implicar al paciente en el cuidado de su propia salud a través de proyectos como el  de paciente experto, a partir del cual, según la Dra. Rosa Duro, “se consigue hacer partícipe al paciente en el proceso de toma de decisiones”.  Es preciso  dar más peso a las actividades de prevención, promoción de salud, actividades comunitarias, etc. En contraposición, y según su experiencia personal, el doctor Ignacio Ramírez consideró que este tipo de iniciativas tienen una incidencia prácticamente “testimonial” en el día a día.

Cristina Vidal-red

La joven Dra. Cristina Vidal en el coloquio

Además, el doctor Ramírez planteó como un serio problema lo que denomina como “consultas inútiles”, que se producen como efecto rebote de las listas de espera a las que tienen que hacer frente los pacientes para ser atendidos por un especialista o para que se les realicen pruebas diagnósticas. Las demoras que sufren estos pacientes hace que vuelvan a pedir cita con su médico de cabecera, lo cual supone “un gran gasto y van en claro detrimento del funcionamiento del sistema” según el responsable del C.S de Calvià – Santa Ponça.

La futura Facultad de Medicina de las Illes Balears fue otro de los temas que se trataron a lo largo del coloquio fue la posibilidad de incluir la Atención Primaria en el programa docente. La doctora Cristina Vidal apuntó que “es sorprendente como, con la importancia que tiene el médico de familia, se siga cuestionando si debe o no debe estar presente en las facultades”. En respuesta a esta petición y como representante de la Administración, la Dra. Rosa Duro afirmó que “se está trabajando para que la Atención Primaria esté en la Universidad”.

Los profesionales que participaron en la mesa redonda concluyeron la reunión reivindicando el papel y el necesario reconocimiento, a todos los niveles, de la Atención Primaria y de todos profesionales que forman parte del servicio y garantizan a los pacientes una atención y asistencia sanitaria de calidad.

Treinta años después de su nacimiento, el primer nivel asistencial es un pilar fundamental del Sistema Nacional de Salud que manifiesta su clara voluntad de alcanzar y consolidar los muchos retos que tiene marcados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X