El Comib pone en valor la labor del Paime en el Congreso de SEMG

+

La Dra. Rosa Robles, secretaria general del Col·legi Oficial de Metges de les Illes Balears (Comib), participó en el XXVII Congreso Nacional de Medicina General y de Familia, que celebró su parte presencial en Palma, para explicar el trabajo del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (Paime).

En la mesa, que estuvo moderada por el Dr. José Manuel Valverde, presidente del Comib, también intervinieron la Dra. Manuela García Romero, vicepresidenta segunda del Consejo General de Colegios Oficiales de Médico (CGCOM) y el médico forense Dr. Javier Alarcón.

La Dra. Robles subrayó que se estima que el 12 %  de los profesionales desarrolla una patología mental y/o adictiva a lo largo de su vida profesional y el objetivo del Paime es “la normalización de la actividad profesional, seguimiento y garantía de buena praxis”.

Por tanto, este instrumento, creado en 1998 por el Colegio de Médicos de Barcelona y extendido por el resto de Colegios partir de 2000, sirve para el control de la buena praxis médica y una garantía para la población, “porque cuidando al médico enfermo supone defender por encima de todo, la salud de los ciudadanos”.

Incidió en que es un programa de médicos para médicos, “creado para ayudarnos a superar las barreras que nos impiden vernos como pacientes”.

Para acceder al Paime es preciso ser médico y estar dado de alta en el correspondiente Colegio de Médicos y al corriente del pago de las correspondientes cuotas colegiales, estar en ejercicio, padecer un trastorno psíquico y/o adictivo y utilizar la vía de acceso propia del Programa. Entre las condiciones necesarias para el éxito del Paime, la Dra. Robles destacó el hecho de garantizar todo lo posible la confidencialidad y una atención sanitaria específica y especializada.

En este programa intervienen familia, colegas, empresa, y Colegio de Médicos del médico enfermo, está cofinanciado por las corporaciones colegiales y las Administraciones Sanitarias, y la Fundación para la Protección Social de la OMC (FPSOMC) sufraga los ingresos en clínica especializada para aquellos que lo necesiten, previa petición por el Colegio de Médicos y valoración por Junta Rectora y Junta de Patronos, para su aprobación.

La secretaria general del Comib explicó el papel fundamental que juega el entorno del médico enfermo en su identificación, puso de manifiesto que “el soporte no ha de ser el encubrimiento porque crea una situación de riesgo para él y sus pacientes” y detalló algunas señales de alarma que pueden servir para estar alerta, como la irritabilidad, el aislamiento, el descuido del aseo personal, las quejas de los usuarios, retrasos o bajas frecuentes.

Cuidar a la segunda víctima, imprescindible para la seguridad del paciente

La Dra. Manuela García Romero, vicepresidenta segunda del Consejo General de Colegios Oficiales de Médico (CGCOM), expuso el trabajo realizado por la Oficina de Ayuda a la Segunda Víctima, puesta en marcha por el Comib, una iniciativa pionera entre los Colegios de Médicos de España, cuya meta es ofrecer una atención especializada e inmediata a los médicos que, tras un evento adverso, error médico o lesión no esperada en el paciente, quedan traumatizados y convertidos en segundas víctimas.

Aseguró que el médico convertido en segunda víctima presenta síntomas de culpa, ansiedad, cansancio, insomnio, dificultad de concentración, revive una y otra vez el suceso e, incluso, llega a plantearse abandonar la profesión. Los deberes del Colegio para con estos compañeros son trato justo, respeto, compresión, apoyo y trasparencia.

Durante el primer año se atendieron en Balears un total de 6 casos, la media entre el evento adverso y el tiempo en acudir al colegio fue de 34,6 días y el tiempo de tratamiento 55 días. En todos los casos los médicos necesitaron intervención psicoterapéutica y solo uno precisó tratamiento farmacológico.

La Dra. García Romero hizo hincapié en la evidencia del “éxito y el alto grado de satisfacción del programa”, y abogó por implementar “medidas específicas de información y divulgación” de este servicio de ayuda, ya que “queda demostrado que cuanto antes se solicita la ayuda, más rápida es la recuperación de los afectados, así como su incidencia favorable en el profesional afecto, la relación médica paciente y, sobre todo, la relación médico-colegio de médicos”.

 

X