El Comib condena la agresión a un médico del servicio de urgencias de una clínica privada de Palma

El Col·legi Oficial de Metges de les Illes Balears (Comib) expresa su condena por la agresión sufrida ayer por un médico del servicio de urgencias de la clínica Palmaplanas de Palma. El doctor sufrió el ataque de una paciente que, en el servicio de urgencias de la citada clínica, le exigía la prescripción de una medicación psiquiátrica.

agresion1Aunque el facultativo explicó a la paciente que desde el servicio de urgencias no podía realizar medicaciones de seguimiento de psiquiatría, la paciente, visiblemente agitada, le lanzó una silla de la consulta al tiempo que profería amenazas e insultos contra el médico. A causa de los hechos, acudió al centro hospitalario una patrulla de la Policía Nacional.

El facultativo agredido, nada más producirse los hechos, los puso en conocimiento del Observatorio de Agresiones del Comib que puso en marcha el protocolo establecido en este tipo de hechos. La secretaria general del Comib, la doctora Rosa Robles González, ha hecho llegar el apoyo de la institución colegial al médico agredido, que ayer denunció el ataque en los Juzgados de Palma a través de la asesora jurídica del Col·legi de Metges, la letrada Marian Fuster, por un posible delito de coacciones y amenazas leves.

El Col·legi de Metges lamenta y condena esta nueva agresión a profesionales de la sanidad, en este caso de la privada, que se están produciendo en las últimas semanas. Ante este nuevo caso agresión a un médico, el Col·legi de Metges se personará como acusación particular.

El Observatorio de Agresiones del Col·legi de Metges ha recogido este nuevo caso de violencia contra un profesional y efectuará un seguimiento del mismo, como hace habitualmente cuando tiene conocimiento de actos violentos contra médicos, ya sean de la sanidad pública o privada. La agresión a un profesional de la sanidad pública en ejercicio de sus funciones está tipificada como atentado a la autoridad en el Código Penal, con penas de hasta 4 años de cárcel.

Sin embargo, dicha disposición solo es aplicable a profesionales que trabajan en la sanidad pública. El Comib considera que, ante una agresión, que es igual tanto para los médicos de la pública como los de la privada, la ley debe defender del mismo modo a ambos colectivos. El Col·legi de Metges, en línea con el resto de colegios de médicos de España, reclama que las agresiones sean consideradas como delito contra la autoridad, tanto en el ámbito público como en el privado.

 

 

X