Condenado a un año de cárcel por falsificación de recetas médicas en Palma

El acusado estampó el sello de un médico que él mismo había confeccionado para comprar cuatro frascos de Trankimazin

Un individuo aceptó una pena de un año de prisión y una multa por falsificar cuatro recetas médicas para comprar cuatro frascos de Trankimazin en distintas farmacias de Palma el pasado año, en el juicio que tuvo lugar el 4 de diciembre pasado.

El acusado, de mediana edad, se declaró responsable de un delito de falsedad en documento oficial. El hombre utilizó un talonario perteneciente a su padre y rellenó las recetas estampando el sello de un médico que él mismo había confeccionado. También hizo constar el número de colegiada de otra doctora.

Tras reconocer los hechos, el magistrado dictó sentencia ´in voce´ contra él. El juez le absolvió de un delito de intrusismo y de otro delito contra la salud pública y le ha condenado por falsedad documental. Le ha impuesto un año de cárcel y una multa de ocho meses a razón de tres euros diarios.

El encausado no ha ingresado en prisión porque se le ha suspendido la pena por un periodo de tres años, en el que no podrá delinquir y con la condición de realizar cien días de trabajos en beneficio de la comunidad.

La sentencia ya es firme, porque el hombre mostró su conformidad ante la sala tras el pacto alcanzado entre la defensa, la fiscalía y la acusación particular, en representación del Col·legi de Metges de les Illes Balears

Los hechos se remontan a los pasados días 15 y 23 de junio, 1 de julio y 9 de octubre de 2017 cuando el sospechoso confeccionó cuatro recetas médicas con el talonario que pertenecía a su padre y que le había sido entregado por el Instituto Social de las Fuerzas Armadas. El hombre estampó el sello de un médico, que él mismo había elaborado, y puso el número de colegiada de otra facultativa. De esta manera, pudo adquirir cuatro frascos del medicamento en diferentes farmacias de la ciudad.

Precisamente, fue una de estas farmacias la que, al sospechar de la posible falsificación de las recetas, alertó al Col·legi de Metges del presunto fraude. Los servicios jurídicos del Comib pusieron en marcha entonces la correspondiente denuncia contra el ahora condenado.


El Col·legi de Metges recuerda a los profesionales que prescriben recetas médicas privadas la necesidad de cumplir el formato oficial establecido, y que en breve no se aceptarán en las farmacias las que no cumplan con el modelo oficial.

La Direcció General de Planificació, Avaluació i Farmàcia señala que “incumplir la normativa facilita, entre otras cosas, la falsificación de recetas, con las graves consecuencias que se pueden derivar” y recuerda que “la única receta valida es la que esta norma prevé, con el fin de evitar cualquier perjuicio que pueda ocasionar a los pacientes y ciudadanos”.

LOS COLEGIADOS DE BALEARS PUEDEN SOLICITAR TALONARIOS DE LA NUEVA RECETA PRIVADA EN EL COMIB

Para obtener los talonarios adaptados a la nueva normativa de receta privada, los médicos deberán solicitarla accediendo a la Ventanilla Única del Col·legi de Metges de les Illes Balears.

Más información: www.comib.com/nueva_receta

X