II Foro de Ética y Deontología del Comib

Los profesionales creen necesaria una regulación por ley de los cuidados al final de la vida

Los expertos y profesionales que han participado en el II Foro de Ética y Deontología del Comib, organizado por la Fundació Patronat Científic del Col·legi de Metges, han coincidido en la necesidad de establecer un marco legal que regule la atención del enfermo al final de la vida. Los ponentes incidieron, también, en la necesidad de hacer obligatoria la formación en cuidados paliativos de los profesionales en la Universidad.

El II Foro de Ética y Deontología del Comib, que tuvo lugar este 25 de octubre, contó con la participación como ponentes de Begoña Román,  doctora en Filosofía y profesora en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Barcelona; Jacinto Bátiz, jefe del área de Cuidados del Hospital San Juan de Dios de Santurce; y Enric Benito, coordinador del programa Estratègia Balear de Cures Pal·liatives.

El Foro fue moderado por el doctor Juan Antonio Pérez Artigues, presidente de la Comisión de Deontología del Col·legi de Metges, y al mismo asistieron el presidente y la secretaria del Comib, Antoni Bennasar y Manuela García; el conseller de Salut, Martí Sansaloni;  el director del Ib-Salut, Miquel Tomàs; el director de Atención Primaria de Mallorca, Federico Sbert; y el director de la Fundació Patronat Científic, Alfonso Ballesteros.

Begoña Román fue tajante al afirmar que la atención al final de la vida “tiene que convertirse en ley”. La doctora en Filosofía manifestó ante los más de cien asistentes al acto que “es necesario un marco legal, de justicia, para garantizar unos mínimos éticos”, ya que los máximos no se podrán exigir por ley, añadió. Para Román, la ley que regule los cuidados paliativos debería fomentar que los profesionales estén lo suficientemente formados y el papel de los cuidados paliativos en el sistema sanitario. En definitiva, según la doctora en Filosofía de lo que se trata, en relación a los cuidados paliativos, es de “que haya garantías jurídicas”.

Por su parte, el presidente de la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos de Vizcaya y jefe de Cuidados del Hospital de Santurce, doctor Jacinto Bátiz, abogó por “transformar en derecho la atención al final de la vida”. Bátiz recordó que en España cada año precisan cuidados paliativos unas 250.000 personas. Por ello, considera “una necesidad” la aprobación de una ley nacional de Cuidados Paliativos, así como la homologación de los diferentes servicios de cuidados paliativos de toda España.

El Jefe de Cuidados Paliativos del Hospital San Juan de Dios de Santurce también se mostró partidario de la “obligatoriedad” en la formación en cuidados paliativos, ya que “la atención al final de la vida es un derecho del enfermo, pero una obligación deontológica del médico”.

El doctor Enric Benito señaló que “hay un tiempo para morir que debe ser respetado y reconocido, no puede ser tratado de cualquier manera, por eso es necesaria una regulación legal”, aseguró.  Para el doctor Benito, la futura ley que regule los cuidados paliativos “debe tener el propósito de reconocer que somos frágiles, que somos dignos y que estamos juntos”.

Al II Foro de Ética y Deontología asistieron más de un centenar de profesionales, entre médicos, enfermeras y cuidadores, que participaron activamente en el acto, que se prolongó durante dos horas.

 

LA ATENCIÓN MÉDICA AL FINAL DE LA VIDA

NORMATIVAS VIGENTES – Algunas Autonomías ya han establecido la regulación mediante leyes de la atención al final de la vida, como Andalucía, Navarra o Aragón. En las Illes Balears se está trabajando al respecto con la elaboración de un anteproyecto de ley, que tiene como finalidad mejorar la atención, la toma de decisiones  y los derechos de pacientes, familiares y profesionales en este proceso del cierre vital de las personas.